Intersectorialidad y multiagencialidad para fortalecer entornos educativos libres de violencias


Durante el mes de octubre de 2017, el programa Entornos Educativos Libres de Violencia que la OEI impulsa en el Uruguay, reunió a comunidades educativas de los barrios de Paso Carrasco, Barros Blancos, Santa Catalina y Casavalle.

Los talleres se desarrollaron en el Instituto de Formación Docente de la Costa (Solymar, Canelones) y en el Instituto Tecnológico del Buceo (Montevideo).

Las especialistas en programas de educación en valores y construcción de ciudadanía, María Ernestina Alonso; y de prevención de la violencia y fortalecimiento de organizaciones comunitarias, Belén Mora, invitadas como consultoras en representación de la Fundación Convivencia Ciudadana, coordinaron los talleres con la asistencia de los especialistas de programas de la OEI Uruguay.

Durante los encuentros se compartieron fundamentos generales del enfoque del programa en la dimensión de la propuesta pedagógica y didáctica, para transformar las violencias, y en la dimensión de articulación comunitaria orientada a fortalecer la intersectorialidad y el trabajo en red multiactoral y multiagencial.

Las y los colegas participantes se pusieron en tarea y con mucho interés dieron el primer paso para construir entornos educativos libres de violencia: trabajando colaborativamente, elaboraron un mapeo colectivo con el fin de conocer el territorio (donde están ubicadas las instituciones en las que trabajan) como "espacio vivido".

Por medio de esta producción colectiva, construyeron nuevos conocimientos sobre los barrios por los que transitan habitualmente como territorios con historia y en permanente transformación; y comprendieron el mapeo colectivo como una estrategia para el intercambio de saberes y de experiencias, y para el re-conocimiento, la reflexión y el análisis sobre las prácticas.

En cada taller, también se analizaron enfoques y categorías para explicar y comprender los sentidos de la violencia que se manifiesta en los barrios, poniendo énfasis en la perspectiva relacional entre estructura, agencia e identidad.

Y se abordó la cuestión de en qué consiste el cuidado que los adultos tienen la responsabilidad de proporcionar a las jóvenes generaciones. Para encontrar una respuesta a esta pregunta, identificamos los recursos que cada institución y cada organización tiene para compartir, de acuerdo con el enfoque que considera que para cuidar y construir y sostener entornos educativos libres de violencia resulta indispensable el trabajo en redes multiactorales y multiagenciales.

Cada encuentro finalizó con una dinámica que propuso experimentar la alegría de "salir al territorio" al encuentro con los otros para compartir lo que cada institución y cada organización tiene, y encontrar lo que necesita, y así, por medio de tales encuentros e intercambios comenzar a tejer redes.


sobre qué hablamos
bitácora
archivo
seguinos